Venezuela alerta a la ONU sobre la amenaza a la paz regional de ejercicios militares entre Guyana y EEUU en territorio en controversia

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechazó y denunció este lunes la presencia de un buque guardacostas de Estados Unidos en aguas del territorio en controversia con la República Cooperativa de Guyana, y el anuncio del Comando Sur del desarrollo próximo de ejercicios militares conjuntos, pautados entre la gestión saliente de Donald Trump y el gobierno de Irfaan Alí.

Desde la Sala de Prensa Simón Bolívar del Palacio de Miraflores y en compañía del canciller Jorge Arreaza y el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López; la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, comunicó a medios internacionales que firmó una carta dirigida al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, en la que lo alerta sobre la amenaza a la paz y tranquilidad de la región que implican estas maniobras militares en territorio controvertido.

“Llamamos a las altas autoridades de la República Cooperativa de Guyana a que tengan sindéresis y no se enloquezcan, porque ya ellos saben lo que han venido haciendo, traer intereses, a través de la Exxon Mobil, para tener apoyo militar grosero y amenazante contra Venezuela por parte de los Estados Unidos de Norteamérica”, enfatizó.

Asimismo, la Vicepresidenta Ejecutiva extendió el llamado a las hermanas naciones del Caribe a estar alertas y preocuparse por esta intencionalidad de mala fe que demuestra el Gobierno de Guyana con estos ejercicios militares conjuntos, que atentan contra las relaciones de cooperación, el gran espíritu de Petrocaribe y las relaciones de buena vecindad entre Estados soberanos. “Han traído un amo imperial a nuestro territorio para amenazar a Venezuela”, alertó.

El general en jefe Vladimir Padrino López recordó que en los años 2013 y 2018 hubo penetración de buques contratados por la Exxon Mobil en aguas jurisdiccionales de Venezuela, los cuales expulsó la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

A juicio del Ministro del Poder Popular para la Defensa, los anunciados ejercicios militares constituyen una amenaza a la paz de toda la región y una clara provocación a los intereses de la patria bolivariana. Acotó que el presidente Nicolás Maduro ha instruido patrullaje constante y observación permanente, por vía aérea y marítima, de todo el espacio jurisdiccional de Venezuela en el Mar Caribe, especialmente en la Fachada Atlántica, decretada recientemente por el Jefe de Estado como Zona Estratégica Especial.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez ratificó el absoluto apego de la República Bolivariana de Venezuela al Acuerdo de Ginebra de 1966 como único instrumento válido para resolver la controversia territorial sobre la Guayana Esequiba con la República Cooperativa de Guyana, a cuyos gobernantes acusó de no haber tenido nunca disposición verdadera y real de alcanzar una negociación práctica y satisfactoria para ambas partes, como establece el Acuerdo.

En este sentido, mencionó que una prueba de la falta de disposición del Gobierno guyanés de cumplir con lo establecido en el Acuerdo de Ginebra lo constituye la firma en 2016 de un acuerdo con la Exxon Mobil para realizar labores de exploración de recursos energéticos en territorio sujeto a controversia, y que en uno de sus artículos se señala un bono de 18 millones de dólares para cubrir los gastos legales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso del diferendo limítrofe con Venezuela, que este tribunal, el 18 de diciembre de 2020, emitió una decisión a favor de Guyana, la cual ha sido celebrada por funcionarios de la gestión saliente de Estados Unidos.

La alta funcionaria del Gobierno Bolivariano acotó que Venezuela nunca ha reconocido ni consentido la jurisdicción de la CIJ para tratar el caso de la controversia territorial por el territorio Esequibo con Guyana.