Trabajadores de Min. Comercio Nacional rechazan el fascismo y golpismo promovido por EE.UU en Bolivia y Venezuela

Trabajadores del Ministerio del Poder Popular para Comercio Nacional y sus entes adscritos rechazan las consecuencias negativas de los intentos golpista promovidos por el imperialismo en los pueblos latinoamericanos, especialmente por el reciente golpe de Estado consumado en la República Plurinacional de Bolivia, contra el presidente Evo Morales.

Durante la Tribuna Antiimperialista contra el Fascismo y el Golpismo promovido por EE.UU en Bolivia y Venezuela, que se desarrolla en el Centro Comercial “Los Cedros”, el viceministro de Formación de Precio del Ministerio del Poder Popular para el Comercio Nacional, José Julián Villalba, el Director de Relaciones Internacionales de la cartera ministerial, Reinaldo Sosa y la economista y profesora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Judith Valencia, exponen las consecuencias de estas acciones violentas que rompen el hilo constitucional y violan los derechos humanos de los pueblos.

“Tras la situación de Bolivia algunos sectores opositores de Venezuela quieran transformarla en un aliciente, pero las condiciones reales no son las mismas y las convocatorias que están haciendo por más despampanantes que pretendan ser, terminarán siendo absolutamente infructuosas”, enfatizó Villalba.

El Viceministro exhortó a los trabajadores a observar que las motivaciones del imperialismo son fundamentalmente económicas.

“Ya nosotros tuvimos nuestro 13 de abril y en Bolivia se está viviendo este proceso, ¡El pueblo boliviano está reaccionando!”, puntualizó.

Por su parte, la economista Judith Valencia añadió que “los pueblos se hacen amenazas cuando aprenden a volar, entonces la amenaza en todo el hemisferio son los procesos constituyentes porque los procesos constituyentes permitieron detener las estrategias del imperio”.

Sostuvo que el proceso constituyente es una fortaleza que les permite a los pueblos diseñar su propia identidad y cultivar su propia soberanía.

“Mientras nos mantengamos fuertes y unidos el proceso del hegemón se mantendrá en el interior de sus propias fronteras, no sigamos permitiendo que avance su frontera hacia el sur”, exigió Valencia.

Finalmente, la actividad fue propicia para que la clase obrera, expresará sus opiniones sobre el tema.

“La solidaridad no es un tema de compasión cristiana, sino es un acto para la acción revolucionaria, acompañemos los gobiernos y por eso es que cada vez que los gobiernos afines requieran nuestra acción solidaria nosotros tenemos que estar activos para expresarlo en las calle. Como trabajador de la Sundde tengo que reivindicar que nuestra acción tiene que ser permanentemente revolucionaria y que en la forma que yo exprese en mi trabajo estaré demostrando que fui construido en revolución”, sostuvo, Martín Villaroel, Intendente de protección de sueldos y salarios de los trabajadores de la Sundde.