#Especial | Norven, distintivo de la calidad en Venezuela

Los inicios del Sistema Venezolano para la Calidad, están asociados con la promoción de la actividad industrial en el país, en la década de los años cincuenta. Se trató de un periodo de relevancia económica, industrial y productiva.

Con el desarrollo empresarial, productivo y comercial, se consolidó la primera zona industrial, ubicada en Valencia, estado Carabobo. Entonces, surgió la necesidad de estandarizar los procesos productivos de los bienes y servicios nacionales. El Estado asumió las riendas y la garantía de que los productos fabricados fueran de calidad verificada.

Nace Covenin

Para establecer los parámetros de control de calidad y el buen funcionamiento del sector industrial, crearon la Comisión Venezolana de Normas Industriales (Covenin). Su objetivo fue acoplarse a los criterios de normalización, establecidos por la Organización Internacional de Estandarización, al momento de elaborar, aplicar y mejorar las normas utilizadas en las actividades científicas, industriales y económicas.

Las políticas económicas y productivas, permitieron consolidar la certificación de la calidad en la producción de bienes y servicios. En 1958, el Estado otorgó rango legal a las normas venezolanas Covenin, al promulgar el Decreto N° 501.

Las normas venezolanas Covenin, impulsaron políticas en el ámbito de la estandarización, incentivando la producción en cadena bajo estándares de calidad de referencia internacional. Esto permitió la creación de la marca Norven en 1963, mediante el Decreto N° 1.043. Derivó de la necesidad de mejorar la visibilidad de los procesos garantes de calidad en la producción nacional, a través de un sello.

Las empresas se interesaron en la obtención del sello Norven. Una década más tarde, el Decreto N° 1.043 se derogó y fue sustituido por el Decreto N° 30.014, en 1973. Estableció una serie de requisitos que los industriales y manufactureros, debían cumplir para portar la marca Norven.

SENCAMER, garante de la calidad

Mediante la Resolución Nº 075, en el año 2009 se designó al Servicio Desconcentrado de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos (Sencamer), como el ente encargado de elaborar las normas reguladoras para la calidad en productos, procesos y servicios, notificado y publicado mediante la Gaceta Oficial N° 39.197.

Posteriormente, Sencamer otorgó al Fondo de Desarrollo para la Normalización, Calidad, Certificación y Metrología (Fodenorca), la facultad de ejecutar auditorías a las empresas solicitantes, según la norma venezolana Covenin.

En el año 2020, entre otras estrategias adoptadas para mejorar la economía venezolana, se ejecutó la fusión de Sencamer y Fodenorca, dando origen al Servicio Desconcentrado de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos, que ahora trabaja con mayor compromiso en materia de calidad.

Reimpulso de la marca

En 2022, en el contexto de la mejora sustancial de todos los índices macroeconómicos del país y la progresiva superación de la pandemia, el Ministerio del Comercio Nacional implementó el Plan Estratégico de Reimpulso del Comercio Nacional. Uno de sus pilares, la promoción de la marca Norven, como elemento clave para elevar los estándares de calidad del sector productivo e industrial.

En los primeros seis meses del año, se iniciaron 102 procesos de certificación Norven, contemplados en el Plan Nacional de Productos con Calidad de Exportación. La iniciativa abordó en su primera fase, café, cacao y ron, dado el reconocimiento que reciben en el mercado nacional e internacional. El país cuenta con 853 productos que tienen el sello de calidad.

El pasado 11 de agosto, la ministra de Comercio Nacional, Dheliz Álvarez, otorgó la marca Norven a 102 productos correspondientes a las empresas Ron Santa Teresa, Torrefactora Guri, Chocolates St. Moritz, Chocolates El Rey, Destiladora Carúpano y Fama de América.

Este reimpulso de la marca Norven, concede a la manufactura venezolana un mayor prestigio, de cara a su posicionamiento en los mercados internacionales.