Especial || Sencamer promueve el uso Mol como garante de exactitud en el sistema de medición

Cada 23 de octubre los cuerpos científicos y químicos del mundo celebran el día internacional del Mol. Esta fecha se estableció para resaltar una de las unidades de medida dentro del Sistema Internacional de Unidades (SI), acompañado por el metro, el kilogramo, el segundo, la candela, el amperio y el Kelvin; en total, suman siete tipos de unidades de medida.

Según el SI, el Mol es la unidad que permite medir y expresar a una determinada cantidad de sustancia (átomos, iones, electrones, etc.) empleada por los químicos para dar a conocer el peso de cada átomo, y en virtud de ser una cifra muy grande de partículas, se utiliza el mol para determinarlas.

En Sencamer, y gracias a la redefinición del kilogramo en 2019, se emplea el Mol en los patrones de masa. Estos tienen un importante uso en la dosificación de medicamentos, análisis médicos, sistemas de navegación por satélite, competencias deportivas; gracias al alcance de precisión que tiene, garantiza así intercambios equitativos en el mercado internacional.

De la ciencia a lo cotidiano

En el comercio nacional, estas mediciones son vitales para garantizar que los productos elaborados por empresas, o los estudios sujetos de ensayo, cumplan con los parámetros químicos establecidos por el SI, y en este sentido, contar las bases de la metrología legal para garantizar mayor exactitud en los sistemas de medición y por ende en los de producción.

Es oportuno el Día Internacional del Mol para destacar la importancia de aplicar esta unidad de medida, que radica en la necesidad de conocer la cantidad de sustancia exacta de un determinado producto y la incidencia en su fabricación. Esto es así porque debe cumplir con los requerimientos químicos establecidos para el fin que corresponda.

En Venezuela, el Sencamer ente adscrito al Ministerio del Poder Popular de Comercio Nacional, como órgano garante de la metrología, promueve el trabajo de los actores científicos e innovadores del país para mantenerse activos ante los cambios ambientales, los avances tecnológicos y a las necesidades de medición de alto grado de exactitud especialmente en el campo medicinal; y a su vez respetando los estándares internacionales de medición y de calidad.

Actualmente, en la metrología ya no se depende de un patrón físico, que hasta el 2019 era el kilogramo. Ahora se fundamenta en constantes universales y, en el caso del kilogramo, gracias a la nueva definición del Mol apegada a la constante de Avogadro o el número de Avogadro, es decir, la cantidad de entidades elementales que hay en un mol, ya el kilogramo no tienen incertidumbre experimental dentro del SI.

Importante: La ecuación del mol es la siguiente: 1 mol = 6,022045 x 10 elevado a 23 partículas.